6/2012 – Entrevista en El País. 2012

6/2012 – Entrevista en El País. 2012

11 de Junio de 2012

UISO ALEMANY Artista plástico.

Por MIQUEL ALBEROLA

Es uno de los pocos invitados especiales a la Bienal de Casablanca, que se inaugura el día 15 de junio en la que expondrá una obra de gran formato de la serie “L’homme en constructión”, que acaba de terminar a caballo de Brasil y Marruecos.

NECESITO EXPRESARME, NO COMUNICAR”.

“Todo tiene una voluntad de ser pero todavía no es”. Esta es la sustancia de L’homme en constructión, el último trabajo del pintor Uiso Alemany, Valencia 1.941. Aunque en este nuevo relato plástico subyace su inconfundible lenguaje, el resultado no tiene que ver con nada de lo que ha hecho antes. “Son esquemas de tipos que pueden estar construyéndose, pero que distan mucho de lo que tiene que ser el hombre”. En esta serie, el pintor ha ido a “una esencia muy pura” al “esquema de la pintura”.
Uiso empezó L’homme en constructión en su estudio de Sao Paulo y lo ha culminado en Marruecos, frente al Océano Atlántico, en la aislada Residencia de Artistas Ifitry, a 40 km de Essaouira. Es uno de los pocos invitados “especiales” a la Bienal de Casablanca. Esta serie, será expuesta en el 2.013 en el Centre d’Art Contemporain.

P. ¿Qué es el L’homme en constructión?

R. Lo que estamos viviendo es vomitivo y ahí me asalta la idea de que el hombre está muy lejos de lo que podría llegar a ser el ser humano. No tenemos ni comparación con muchos animales que consideramos inferiores. El hombre tiene que construirse, tiene que subir escalones. La mierda nos está llegando tanto al cuello que ya no nos podemos ni reconocer. De ahí surge la idea de la serie, que la empecé en Sao Paulo y cuya eclosión se ha producido en Marruecos.
Uiso Alemany está siempre en paradero desconocido pero donde más tiempo pasa es entre sus estudios de Sao Paulo y Alboraya.

Desde hace varios años ha centrado su actividad productiva en el emergente Brasil, donde ha establecido un potente vínculo desde que mostró su trabajo por primera vez y fue descubierto por Emmanoel Araújo, que dirigía la Pinacoteca de Sao Paulo. Araújo le propuso que pintara en Brasil para hacer una gira por diversos museos y ese trabajo, a partir de la serie Meninos da Rua, se sustanció, a partir del 2.004, en exposiciones en el Museo Do Estado de Pernambuco, en el Óscar Niemeyer de Curitiba o en el Instituto Tomie Ohtake de Sao Paulo.

Luego, el galerista Paulo Darzé le propuso trabajar en Salvador de Bahía, para crear una nueva serie que titulara “Ladeira do Desterro” que se expondrá en la galería de su nombre.

P. ¿En la comunidad Valenciana tampoco veremos L’homme en constructión?.

R. Complicado. Ahora estoy centrado en los itinerarios de mi galerista Ricardo Dacruz, galería Art Lounge, de Lisboa, que me ha llevado a ferias de Montecarlo, de Dubai, Hong Kong, de Shanghai. . . Luego, mi agenda pasa por Casablanca, Lisboa y Sao Paulo.